¿POR QUÉ LAS NOVIAS VISTEN DE BLANCO?


Cuando pensamos en un vestido de novia nos lo podemos imaginar de manga larga, corta o de palabra de honor, con velo o sin velo, de encaje, liso o con adornos, pero siempre pensamos algo en común, el color blanco. En el Caserío Brazuelas nos hemos preguntado ¿Por qué?, por eso hemos decidido buscar información y contaros a todos lo que hemos averiguado.


Lo primero que hemos hecho es indagar en la historia de los vestidos de novia y para ello hemos tenido que viajar a la Edad Media, donde estos vestidos eran una manera de representar la riqueza y el poder de la familia de la novia y por ello llevaban trajes vistosos de color rojo, púrpura o azul, y los adornaban con piedras preciosas, perlas o diamantes, cuanto más adornado estuviese el vestido más rica y poderosa era la familia.

Las clases bajas hacían sus vestidos de novia con lino o lana y la forma de diferenciar el estatus entre una novia y otra tenía que ver con la cantidad de tela del vestido, cuanta más tela mayor estatus.

La siguiente tendencia fue utilizar el color azul, que se asocia a la Virgen y por lo tanto representa la fidelidad y el amor eterno, y unos años después las clases altas comenzaron a elegir colores pastel en sus vestidos, mientras que la monarquía y la nobleza utilizaban colores metalizados, bordando en oro y plata sus vestidos como símbolo de poder.

Y finalmente llegamos al momento en el que el vestido de novia blanco, como lo conocemos actualmente, se popularizó. Esto ocurrió gracias a la reina Victoria, que contrajo matrimonio en Febrero de 1840 con su primo, el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, vestida de blanco. No eligió este color para demostrar su riqueza y poder, sino para demostrar que era digna de ser la futura reina, y para ello quiso estimular la industria artesanal y eligió un vestido bordado con encaje hecho a mano, de color blanco, no como símbolo de pureza sino de patriotismo.

La creciente masificación de medios impresos y la naciente fotografía, contribuyeron a que los retratos del matrimonio de la reina Victoria fueran conocidos por millones de personas y esto ayudó a que el color blanco se convirtiera en tendencia en vestidos de novia, algo que ha seguido siendo así hasta día de hoy, aunque siempre hay excepciones.

Y vosotras, ¿Qué color vais a elegir?.

Esta información ha sido sacada de las páginas https://www.muyinteresante.es/curiosidades/preguntas-respuestas/por-que-es-blanco-el-traje-de-novia-131399622848 y http://lluviadearroz.es/por-que-las-novias-se-casan-de-blanco/


NUESTRO CASERÍO

Caserío Brazuelas nos da la bienvenida con un maravilloso paseo de lavanda y cipreses como si nos trasladáramos a la toscana Italiana en el corazón castellano.
Esta finca histórica está situada en pleno camino de Santiago, cerca de Valladolid y en medio de un paisaje idílico, con más de 5km de ribera del rio Eresma, en la localidad de Alcanzaren. Un paraje único, lleno de encanto, con amplios espacios para disfrutar de la naturaleza y el aire libre, que hará disfrutar de un parón de la civilización a tan solo 35km del centro de Valladolid.


 

Consta información de la finca desde el siglo XI. Perteneció a reyes y nobles hasta que en 1.125 se convirtió en propiedad del monasterio de Silos. Esta casa, situada en tierra de bandoleros también fue una fortaleza. El Caserío de Brazuelas tiene un cruceiro con símbolos jacobeos, por lo que se ha convertido en uno de los hitos del Camino de Santiago, lo que la hace de ella un lugar especial.

Sus instalaciones están formadas de amplio salón para banquete, baile interior y exterior, zona de aparcamiento, jardines de más de 2 hectáreas donde podremos disfrutar de su lago, sus maravillosos árboles ornamentales y su pequeña ermita, un antiguo palomar transformado, donde la imaginación nos traslada desde un bar para poder disfrutar de la barra libre durante la celebración hasta una zona de descanso. Completamos sus instalaciones con una magnífica suite de estilo provenzal francés modernizado para que los contrayentes no solo pasen su noche de boda, si no también puedan hacer uso de ella a la hora de vestirse antes del enlace, además de ofrecer a sus invitados más cercanos del uso y comodidad de varios apartamentos, sin tener que desplazarse.